ED. COMERCIAL Y GASOLINERA EN LA VALL D'UIXÓ | CASTELLÓN

Segundo premio Concurso nueva sede Cooperativa Agrícola San Isidro

Organiza: Cooperativa Agrícola San Isidro. Mayo de 2007

Publicaciones: TC Cuadernos nº79 - Concursos
Publicaciones: Experiencias 36. Sala de exposiciones CTAV. Enero 2010





El sector 10 del Plan General de Ordenación Urbana de La Vall d’Uixó, un entorno abstracto y anónimo… un entorno previsible. Hoy, todavía una topografía reconocida, una topografía modificada y transformada… una topografía urbanizada. Un lugar desde el que poder prolongar la mirada, llevarla mas allá de los límites inmediatos… un lugar desde el que contemplar un entorno próximo, la Sierra de Espadán si dirigimos la mirada hacia el Oeste, o el Mar Mediterráneo si la orientamos al Este. Visión ésta última interrumpida por la presencia de la autovía CV-10, arteria de comunicación catalizadora de la actividad económica de la provincia, que une La Vall con Castellón y Valencia en un primer término, y con todo el arco mediterráneo a un ámbito más extenso.

Hacemos nuestro el programa de necesidades e inquietudes expuestas en las bases del concurso, y entendemos la relevancia e importancia de la incorporación de la gasolinera en el futuro de la Cooperativa, y por consiguiente, en el desarrollo del concurso.Con ello, y dando un paso mas allá, entendemos la incorporación de la gasolinera, no solo como la incursión en un nuevo área de negocio por parte de la Cooperativa, sino como un foco de atracción y reclamo para nuevos clientes, que desvinculados de la actividad agrícola, suponen un consumidor potencial de los productos comercializados por la Cooperativa.
Conscientes del nuevo carácter comercial que la incorporación de la gasolinera puede aportar al futuro de la Cooperativa, consideramos la necesidad de analizar los cruces de circulaciones que en un edificio de estas características se pueden producir. Caracterizando los distintos grupos de usuarios que el nuevo edificio puede a alojar, las relaciones que entre ellos se producen, así como los espacios que le son propios a cada uno de estos grupos, proponemos la estratificación de los distintos usos de acuerdo a los distintos niveles de privacidad y a los requerimientos espaciales de cada uno.


Siendo así, localizaremos en un estrato intermedio, vinculado éste con el acceso peatonal desde el exterior de la parcela, todas las dependencias de marcado carácter público, destinadas éstas a la venta de los productos comercializados por la Cooperativa. Así mismo, localizaremos en un estrato inferior se todas aquellas dependencias que, no accesibles al cliente potencial de la Cooperativa, se caracterizan como espacios servidores de los dispuestos en el nivel intermedio. En un estrato superior, desvinculadas del trasiego comercial del los niveles inferiores, en contacto directo con el acceso a la nueva sede y conscientes de un entorno próximo, posicionaremos las dependencias propias de la administración de la Cooperativa.



La gasolinera, si bien alejada del concepto de hito arquitectónico tan manido en estos tiempos, se presenta como elemento de referencia del proyecto que, posicionada en el punto de mayor interés comercial de la parcela, acoge a todo usuario y da acceso a las dependencias de la nueva sede de la Cooperativa.

El programa propuesto se aloja en sendos volúmenes de distintas dimensiones, tanto en planta como en altura, separados éstos por un patio intersticial que se prolonga mas allá de la cota de acceso, hasta alcanzar el nivel de sótano, permitiendo así la correcta ventilación e iluminación natural del mismo, así como la incorporación de vegetación en una cota no habituada a tales privilegios.

Los dos volúmenes propuestos responden a un mismo esquema organizativo y funcional, en los que una serie de dependencias se suceden a lo largo del desarrollo longitudinal de los mismos. Dos volúmenes en los que una serie de dependencias, susceptibles éstas de ser compartimentadas, se vinculan en el devenir de unas circulaciones que, con carácter cambiante, discurren paralelas a los alzados longitudinales, alzados éstos a través de los que cada una de las dependencias proyectadas se vincula física y funcionalmente con el exterior, alzados opuestos éstos a través de los de un modo directo se iluminan y ventilan todas y cada una de las estancias proyectadas.
Una sobre elevación de los volúmenes anteriormente descritos, coordinada con una topografía cambiante, y de acuerdo con la disposición seriada de las dependencias, permite en un solo gesto dar solución a uno los requerimientos funcionales del proyecto, la carga y descarga de los productos producidos, manufacturados y comercializados por la Cooperativa, pues ello permite la relación cambiante de las salas con su entorno inmediato, permite la existencia de dos muelles de carga de distinta altura, uno menor que, próximo a la gasolinera, está orientado al carácter comercial del centro, y uno mayor que, situado en el alzado opuesto, responde al carácter industrial de la Cooperativa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario